Declaración de Buenos Aires: Un compromiso de la región por el cumplimiento de la Agenda Educativa 2030

El 24 y el 25 de enero de 2017, los representantes de los sistemas educativos de la región se congregaron en Buenos Aires, Argentina, en el marco de la Reunión de Ministros de Educación de América Latina y el Caribe “E2030: Educación y Habilidades para el siglo 21”. Se trató de la primera reunión ministerial regional de seguimiento de la Agenda mundial Educación 2030 (Objetivo de Desarrollo Sostenible 4), el cual busca “garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos”. 

El evento, que fue organizado por el Ministerio de Educación y Deportes de la República Argentina y la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe (OREALC-UNESCO Santiago), contó además con la presencia adicional de representantes de oficinas de terreno de UNESCO, del Instituto de Estadísticas de la UNESCO (UIS), del Instituto Internacional para la Educación Superior en América Latina y el Caribe de la UNESCO (IESALC), así como de otras organizaciones gubernamentales y no gubernamentales que trabajan por la educación y tienen particular interés en nuestra región. El IIPE-UNESCO Buenos Aires, Oficina Regional para América Latina, estuvo representado por su director y por algunos coordinadores de proyectos, que participaron en este encuentro.

Como resultado de esta reunión, se formuló la “Declaración de Buenos Aires”, un documento en el que los ministros reconocieron el progreso de los sistemas educativos de la región y reafirmaron que la educación es un derecho fundamental, condición para la realización de otros derechos humanos, catalizador del desarrollo sostenible e instrumento para el cumplimiento de todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible propuestos para 2030. Asimismo, las autoridades confirmaron su compromiso con la educación y el aprendizaje a lo largo de toda la vida, desde la primera infancia hasta la educación superior y de adultos. El documento contempla además la multiculturalidad y el plurilingüismo como factores característicos de la región, e insta a los Estados a desarrollar enfoques propios que refuercen la diversidad de los pueblos y promuevan sociedades más inclusivas. Esta visión incluye desarrollar mejores respuestas para garantizar los derechos de personas migrantes y refugiadas.

Además, como parte de los desafíos asumidos para la región, las autoridades se comprometieron a fortalecer los mecanismos de evaluación y monitoreo del ODS 4, considerando los contextos y particularidades de cada país. 
En este contexto, la Oficina Regional para América Latina del IIPE-UNESCO se suma a los compromisos asumidos en la Declaración de Buenos Aires, y pone al servicio de los países de la región su conocimiento técnico sobre los sistemas educativos latinoamericanos, avalado por su experiencia de 18 años, para el desafío que supone para los países de la región planificar para cumplir las metas del ODS 4. Concretamente, el IIPE-UNESCO reafirma su mandato regional en cuatro áreas estratégicas: la formación integral de cuadros técnicos involucrados en procesos de planificación de políticas educativas y gestión de los sistemas educativos latinoamericanos, la generación de conocimientos aplicados para mejorar la gestión de dichos sistemas, la difusión y divulgación de tales conocimientos entre los tomadores de decisión en materia educativa, y, finalmente, la asistencia técnica a ministerios de educación y otras instituciones públicas que sirven a los sistemas escolares de la región. 

Más información:

Sitio web oficial de la reunión

Descargue la Declaración de Buenos Aires